rss
Brand Rain News - El triunfo de la reputación offline
 
12/12/2013 09:37 · Brand Rain
Porque… ¿estamos los profesionales del marketing obsesionándonos con la gestión de la reputación online de nuestra marca y olvidándonos de construir experiencias gratificantes para nuestros clientes? ¿Estamos dejando en el olvido la gestión offline de la reputación de nuestra marca? ¿Sabemos qué sienten nuestros clientes cuando visitan nuestros locales o estamos cegados con los próximos contenidos que les vamos a ofrecer o el número de visitas que tiene hoy nuestra web?
Categorias: Marketing, Corporativo, Internet, Otros
Tags: marketing, Redes Sociales, reputación, social media, Brand Rain, reputación online, reputación offline
Paises: España
 

Brand Rain News - El triunfo de la reputación offline

La pizzería de Gennaro y Ana: el triunfo de la reputación offline.


A veces, las pequeñas tiendas de barrio nos dan lecciones de reputación de marca. Inmensas. Es el caso de una pequeña pizzería que conozco. Está regentada por una pareja joven de italianos que, con mucho trabajo, consiguieron alquilar un local y lanzarse a la aventura. Cuando entras en su negocio se respira, además de un olor a pizza casera que inunda media calle, el buen rollo entre ellos, que hacen extensivo a cualquiera que entre en su local. Siempre te reciben con un saludo en italiano y una enorme sonrisa. Como dato destacable, no tienen página de Facebook ni cuenta de Twitter: “Eso de la tecnología y estar mirando el móvil todo el tiempo no va con nosotros”, comenta él irónicamente. “Nuestra mejor publicidad es tratar a los clientes como si estuvieran en su casa, ya no solo por la calidad de lo que ofrecemos, sino porque nos gusta hablar con ellos. Nos conocemos la vida de medio barrio…” me comenta ella entre risas. “Eres una cotilla”, replica él divertido.

A simple vista, no es una situación muy distinta a la función que realizaban aquellos bares de barrio de hace algunas décadas, esos de bocadillos o tapas de bravas y partidas de dominó, de cartas o de lanzamiento de dardos, donde todos conocían la vida de todos y eran lugar de encuentro y el centro de la vida del barrio -de hecho, algunos de ellos vuelven a resurgir en un desesperado intento de recuperar “lo auténtico” y que tanto éxito está cosechando entre cierto tipo de público-. Pero, con una salvedad: entonces, eso de las redes sociales hubiera sonado a utopía.

Así, frente a las grandes cadenas de pizzas capaces de llevarte la comida a casa, capaces de realizar promociones y descuentos inigualables, capaces de llegar a una enorme cantidad de público a través de las redes sociales, una simple pareja salida de la nada es capaz de meterse en el bolsillo a todo un barrio –y, diría yo, que a un pueblo entero-. Solo hay que pasarse un fin de semana por el local para ver su enorme éxito.

Casos como este deberían hacernos reflexionar. Porque… ¿estamos los profesionales del marketing obsesionándonos con la gestión de la reputación online de nuestra marca y olvidándonos de construir experiencias gratificantes para nuestros clientes? ¿Estamos dejando en el olvido la gestión offline de la reputación de nuestra marca? ¿Sabemos qué sienten nuestros clientes cuando visitan nuestros locales o estamos cegados con los próximos contenidos que les vamos a ofrecer o el número de visitas que tiene hoy nuestra web?
Un “buenos días” de forma amable, cuenta. Una atención sin prisas, cuenta. Un empleado experto en lo que habla, cuenta. Cada detalle de los que vivimos y experimentamos en primera persona con una marca, cuenta. Y, lo que es más importante: el producto de la humanidad y la empatía cuenta. Y todo eso genera reputación de la buena.

Porque, no nos engañemos: la reputación de una marca en la mente del consumidor es solo una. Un consumidor no distingue si ha tenido una imagen positiva, percibida a través de medios online, y una negativa, construida a través de su experiencia offline. O al contrario. Lo que hace es sopesar ambas experiencias y hacerse una imagen global de la marca, ya sea positiva o negativa. Pero ya podemos avanzar que siempre una experiencia personal marcará mucho más que opiniones o reviews de terceros porque nuestra forma de sentirla es mucho más fuerte.

Teniendo en cuenta todo esto, ¿dejamos de lado las redes sociales? ¿nos centramos en el mundo offline y acabamos con esta idea snob y sobrevalorada de lo digital? No, no se trata de eso, sino de tener la capacidad de transmitir en las redes sociales todas estas experiencias gratificantes de nuestros clientes, experiencias reales y verdaderas, y emocionar con ellas. Se trata de utilizar la experiencia offline como una auténtica mina de donde sacar contenidos que enamoren y lanzarlos al ciberespacio. Pero, para ello, hay que cuidar cada detalle, cada punto de contacto físico y emocional de nuestros clientes con la marca. Y eso es mucho más complicado que contratar a un community manager que nos lleve las redes sociales… Se trata de implantar toda una cultura de empresa, de cómo hacer las cosas.

Nuestros esfuerzos de Reputation Management, tanto online como offline, tienen que estar en sintonía, sin desequilibrios que decanten la balanza hacia uno u otro lado. Y es que en el momento actual, donde los públicos tienen el poder de generar información a través de las redes sociales, ambos mundos se necesitan y complementan porque no dejan de ser uno solo y una gestión errónea de uno de ellos puede arrastrar al fracaso todos los esfuerzos realizados.

En Brand Rain sabemos de la enorme importancia de la gestión de la reputación offline. De hecho, nos gustaría que llegara ese día donde pudiéramos monitorizar el buen trato, las buenas palabras, las emociones de un simple “buenos días” o el agradecimiento así, en directo y en tiempo real. A día de hoy ya lo hacemos hasta donde las posibilidades de la tecnología nos lo permite.

Nos vamos. Dejamos a Gennaro y Ana haciendo marketing -aunque ellos no lo sepan-. Su producto no son las pizzas, sino la conversación, la empatía, el saber escuchar. Es un marketing de personas, espontáneo, único, con acento italiano y sonrisa contagiosa. Ellos sí que están fuera de línea. Y que sigan.

Publicado por: Oscar Trabazos – CEO de Brand Rain

Fotos de Flickr por Martin Abegglen