rss
Brand Rain News: 5 estrategias ganadoras para impulsar la reputación de tu negocio en 2014
 
31/12/2013 13:37 · Brand Rain
Los que formamos parte de este ámbito profesional sabemos que vivimos tiempos en los que el mundo del marketing y la comunicación está experimentando cambios muy importantes. Decisivos, podríamos decir. Durante muchos años, estos cambios no habían afectado tanto a la esencia del marketing como a los medios utilizados para difundir los mensajes: se trataba más de cambios a nivel tecnológico, de utilización de soportes y de adaptación al medio digital que otra cosa.
Categorias: Marketing, Corporativo, Otros, Otros
Tags: reputación, reputation, Brand Rain, brandreputation, estrategia
Paises: España
 

Brand Rain News: 5 estrategias ganadoras para impulsar la reputación de tu negocio en 2014

5 estrategias ganadoras para impulsar la reputación de tu negocio en 2014

Este año 2013 que ya se nos va ha significado mucho en el ámbito de la reputación de las marcas, principalmente porque ha supuesto el asentamiento en nuestro país de dos aspectos que consideramos clave en la comunicación y las relaciones de las empresas con sus públicos: el marketing de contenidos y la conciencia social de las empresas. Por supuesto, cuando hablamos de asentamiento damos a entender que aún queda un largo camino por recorrer, que las cosas aún no se hacen todo lo bien que nos gustaría ni estos conceptos están lo suficientemente extendidos y llevados a la práctica de un modo correcto como ya se hace en otros mercados. Pero somos tremendamente positivos y lo vemos como un triunfo. Algo está cambiando y se nota.

Los que formamos parte de este ámbito profesional sabemos que vivimos tiempos en  los que el mundo del marketing y la comunicación está experimentando cambios muy importantes. Decisivos, podríamos decir. Durante muchos años, estos cambios no habían afectado tanto a la esencia del marketing como a los medios utilizados para difundir los mensajes: se trataba más de cambios a nivel tecnológico, de utilización de soportes y de adaptación al medio digital que otra cosa.

Prueba clara de ello es que se ha seguido haciendo el mismo tipo de publicidad en un medio impreso que en una web, que veíamos -y aún seguimos viendo- los mismos spots publicitarios en TV que en YouTube o que los banners solo se han utilizado para sustituir a los anuncios publicitarios de las revistas. Eso sí, ahora con movimiento, sonido y un enlace a nuestra maravillosa landing page, donde nos permitimos una completa descripción del producto o servicio en cuestión.

¿Y las redes sociales? En numerosos casos, también había supuesto más un cambio formal que otra cosa, un cambio de estar frente al deseado aportar. De hecho, todavía hoy si se dan una vuelta por las páginas de Facebook de muchos negocios o por su timeline de Twitter, verán que solo se trata de una mezcla de entradas de autopromoción de los productos o servicios mezcladas con otras que recogen textos, imágenes o vídeos didácticos, informativos o humorísticos que, realmente, poco o nada tienen que ver con el negocio pero que sirven para encubrir y disimular ese fin autopromocional. En definitiva, básicamente más de lo mismo a nivel conceptual, con la enorme ventaja, eso sí, de mayor facilidad para análisis y métricas de lo que nos permitía el mundo offline.

Seguir con esta política de acción era y es un error, porque no es más que calcar y trasladar el modelo analógico al digital. ¿Dónde quedan aquí los cambios de comportamiento del consumidor? Estos cambios no solo han removido los cimientos del marketing, sino que prácticamente están dándole una vuelta completa. Algunos autores incluso hablan de que el marketing ha muerto. No sé si esa afirmación es exagerada, pero sí que es cierto que la podíamos matizar diciendo que lo que ha muerto es el marketing que hemos conocido hasta ahora.

Desde el momento en que el producto o servicio ha dejado de ser el centro de este marketing, desde que se ha pasado a dar más importancia a quién eres que a lo que vendes, las marcas no pueden seguir actuando de la misma forma, por mucho soporte digital que se utilice. Algunas empresas de nuestro país le están dando la vuelta a todo esto y empiezan a abanderar esos cambios positivos y profundos de los que hablaba al comienzo. Estas empresas están aplicando todas o gran parte de las estrategias que enumeramos a continuación y que desde Brand Rain entendemos que contribuyen muy favorablemente a construir o reforzar una reputación favorable para las marcas:


1. Definición clara de tu Brand Story.

Este es el pilar sobre el que se asienta toda marca, lo que le da coherencia. Todas las acciones que realices, tanto desde una visión interna como externa de tu negocio, debe seguir una historia, una línea argumental determinada que, independientemente de los soportes que se utilicen para contarla, debe ser la misma, enriquecida una y otra vez por la conversación continua con tus públicos, que reforzarán el valor que les aporta tu marca. Crear una imagen de marca no es más que contar y experimentar una historia única que nos diferencia de los demás.

2. Mayor peso al marketing de contenidos.

La publicidad tradicional ya no es efectiva porque no responde al modo de comportamiento del consumidor actual, que quiere conversar, que se siente activo, que interactúa y que quiere disfrutar de los contenidos que ha elegido libremente sin que le interrumpan. Todavía son muchas las agencias de comunicación que insisten en invertir la mayor parte del presupuesto de sus clientes en publicidad, ya sea por una cuestión económica –la de compartir intereses con los medios tradicionales- o simplemente por falta de reciclaje. Por otro lado, muchas pymes continúan utilizando los medios tradicionales de promoción porque no conocen otros. Pero las agencias y empresas que apuesten por el marketing de contenidos, las que entiendan que ahora el público no es consumidor sino audiencia, las que generen contenido propio, original y relevante para su negocio, son las que lograrán reforzar o mejorar su reputación.

3. Gestión de la reputación online/offline.

Básicamente, se trata de monitorizar y analizar toda la información que circula en las redes sociales  -y fuera de ellas- sobre nuestra marca. Aquí es donde Brand Rain puede ayudarte y nuestro lugar dentro de la estrategia de cualquier marca. Si estás empezando a desarrollar una marca personal o tienes un pequeño negocio, hay herramientas gratuitas que te pueden servir de gran utilidad. Pero si quieres ir un paso más allá, valora todas los beneficios que te reporta contar con un software profesional de recogida de información y visión global sobre la actividad de tu marca. Toda esta información es primordial para poder ir corrigiendo sobre la marcha, en tiempo real, aquellas acciones que nuestros clientes o públicos en general no entienden o que no dan resultados esperados. La empresa es un ente vivo que tiene que estar abierto al cambio y que tiene que reaccionar rápidamente ante cualquier imprevisto.

4. Mayor protagonismo de los empleados.

Las empresas que sigan a rajatabla una estructura piramidal, donde no hay interacción con los empleados, donde las decisiones se toman única y exclusivamente teniendo en cuenta criterios económicos a corto plazo, terminarán por desaparecer. No nos cansaremos de decir que los empleados son los principales embajadores de una marca y que darles voz y opinión no es más que una forma de enriquecer a la propia marca. Permitir que participen en las decisiones, que utilicen las redes sociales para llevar historias que les han sucedido en primera persona y que sean relevantes para la marca siempre es más creíble que seguir con esa voz corporativa neutral que no conecta con nadie.

5. Participación activa en la sociedad de la que se forma parte.

Lo corroboran las estadísticas: el impacto social de una marca está en proporción directa con el éxito de su negocio. La gente quiere empresas que miren por los intereses de la comunidad y cuanto mayor peso le demos a aspectos relacionados con la sostenibilidad, las donaciones o el voluntariado de los empleados, nuestra imagen se verá enormemente beneficiada. Se trata de practicar con el ejemplo, de trasladar el peso que hasta ahora le habíamos estado dando a promocionar nuestros productos y servicios a significar de algún modo en la vida de las personas.

Aplicar estas estrategias dentro de las posibilidades de nuestra marca será toda una garantía de éxito porque lograremos crear una comunidad propia, la más alta aspiración que puede alcanzar una marca. Desde Brand Rain aprovechamos para desearte un Feliz Año 2014. Porque tú formas parte de nuestra comunidad.

Publicado por: Oscar Trabazos – CEO de Brand Rain

Foto: Galeria de Flickr de Rilind Hoxha