rss
Brand Rain News: Hoy día, para tener una buena reputación hay que ser responsable
 
21/03/2014 11:19 · Brand Rain
Entrevista a Albert Riera, director de comunicación de La Fageda
Hoy en día para tener una buena reputación hay que ser responsable. Si no, nos encontramos ante una construcción falaz que se consigue mediante mucha publicidad y acciones de marketing. La auténtica reputación, la que te hace consistente, se consigue con acciones de RSC y con coherencia. Actualmente los consumidores buscan algo más, saber quién hay detrás de la marca y hay que mostrarlo con total honestidad.
Fotografias
Categorias: RSC, Marketing, Corporativo, Medios de comunicación (prensa, radio y televisión), Emprendeduría, Otros, Otros
Tags: RSC, reputación, social media, reputación de marca, responsabilidad social corporativa, Brand Rain, entrevista, albert riera, la fageda
Paises: España
 

Brand Rain News: Hoy día, para tener una buena reputación hay que ser responsable

Entrevista sobre Reputación de Marca y RSC a Albert Riera, Director de Comunicación de La Fageda.

“ Hoy en día para tener buena reputación hay que ser responsable”

Las 10:50 de la mañana. Después de una noche de lluvia el sol brilla con fuerza por los rincones. Se respira calma aquí afuera. Dentro la cooperativa funciona ya a pleno rendimiento. Mientras esperamos, algunos trabajadores van,  vienen y saludan sonriendo. Hoy nos hemos ido hasta la Garrotxa para visitar una empresa que elabora yogures con alma. Ocupa personas con discapacidades o mejor dicho, con distintas capacidades. Visitamos La Fageda de la mano de su director de comunicación, Albert Riera. Con él hablaremos de  responsabilidad social corporativa y de cómo sus acciones repercuten en la reputación de la marca Fageda.

¡Hola Albert! La Fageda es un claro ejemplo de empresa que lleva la Responsabilidad Social Corporativa en el ADN. ¿Cómo se construye una marca valiosa a partir de las acciones de Responsabilidad Social?

Sobre todo con coherencia. Hemos intentado ser coherentes en nuestros mensajes y en nuestras acciones, hacer lo que decimos y hacer que la marca responda a los valores del proyecto. Fácil de decir y difícil de hacer.

¿Cuál es la relación entre Responsabilidad Social Corporativa y reputación de marca?
Hoy en día para tener una buena reputación hay que ser responsable. Si no, nos encontramos ante una construcción falaz que se consigue mediante mucha publicidad y acciones de marketing. La auténtica reputación, la que te hace consistente, se consigue con acciones de RSC y con coherencia. Actualmente los consumidores buscan algo más, saber quién hay detrás de la marca y hay que mostrarlo con total honestidad.

¿De qué forma se consigue evaluar y medir los impactos de las acciones de RSC sobre el valor de marca?

Hasta el momento, nos habíamos conformado con un seguimiento más superficial de nuestros impactos, sobre todo hemos usado el boca-oreja y las redes sociales para ver el alcance de nuestras acciones. También nos habíamos basado en herramientas que teníamos al alcance de manera gratuita como Google Analytics,  y sobretodo, al no disponer de otros recursos, hemos tirado de intuición. Ahora con el servicio de Brand Rain hemos dado un gran paso en la profesionalización de la evaluación de nuestras acciones y nuestra reputación de marca.

¿En qué medida puede ayudar una herramienta de monitorización y análisis de la reputación como Brand Rain a la hora de medir estos impactos?

El hecho de tener una herramienta como Brand Rain nos ha permitido abrir el abanico de seguimiento, encontrar grupos de interés… pero sobretodo nos ha dado seguridad a la hora de valorar la reputación y a la hora de diseñar acciones. A nivel interno ha servido para valorar el trabajo del equipo de comunicación.  Ayuda a poner valor a lo intangible e incluso a verlo reflejado en la cuenta de resultados. Estamos empezando, pero vemos que a esta herramienta se le puede sacar mucho jugo todavía, el tema de los estudios y de competencia es algo que nos queda por explorar. A partir de ahora todas las campañas de comunicación van acompañadas de la monitorización por parte de Brand Rain para medir el alcance de las acciones y cómo afectan a nuestra reputación.

El sueño de cualquier marca es estar presente en el imaginario del consumidor. Un objetivo nada fácil de conseguir y que con los productos de La Fageda pasa. El consumidor siente que forma parte de la marca y del proyecto. ¿Cómo se construye esta relación?

La cuestión es cómo conseguirlo sin abocar millones en publicidad…Y esto se traduce en 21 años de “trabajo de hormiga”, sin engañar al consumidor, siendo coherentes como decía antes, se trata en definitiva de una carrera de fondo. Al principio empezamos con acciones dantescas, íbamos a los pueblos con los terneros, vestidos de campesinos y regalábamos yogures, la gente iba preguntando y le dábamos la información… es lo que podíamos hacer sin recursos.  Pero sin duda un gran paso fue entrar en los hospitales. Cuando la gente salía de allí buscaba este yogur, tanto pacientes como trabajadores y la verdad es que ayudó mucho a la construcción inicial de la marca.

Otra de las acciones que nos han funcionado muy bien es abrir nuestras instalaciones a las visitas. Ahora mismo pasan 45.000 visitantes cada año por nuestra finca. Esto es abrir las puertas y que la gente conozca cómo se elabora el producto de primera mano. Nosotros nunca hemos asociado nuestro producto al tema social, no hemos dicho: “comprando este producto harás una buena obra”. Hemos vendido calidad, de hecho no hablamos de discapacidades sino de capacidades, pero cuando la gente viene de visita, no escondemos nada,  ve todo lo que hay detrás de la marca, se enamora y se crea una relación de fidelidad.

La gestión de las redes sociales y las tareas de community management son una buena herramienta para acercar los consumidores a las marcas. De hecho, cuando uno echa un vistazo al perfil de Twitter de La Fageda puede ver rápidamente que se respira un ambiente de comunidad. ¿Cómo se llega a establecer esta relación con los consumidores?

Cuando apareció el fenómeno de las redes sociales dijimos: ¡Esto está hecho para la Fageda! Ya teníamos el pulso de una pequeña comunidad de gente que nos escribía, y nos visitaba, pero no teníamos los canales apropiados para interactuar de forma más directa con ellos. Con lo cual nos tiramos de cabeza a las redes, incluso contra las predicciones de una gran consultora que nos aconsejó no entrar, por el miedo a no controlar las consecuencias. Aun así, confiábamos en nuestra comunidad, decidimos abrir los perfiles en 2010 y nos lanzamos a las redes sociales. Nuestra estrategia es ser activos aunque no pesados y modulamos bastante el tema del producto. Ponemos recetas, temas de alimentación y hemos hecho pocos concursos…al final hemos conseguido tejer una relación más humana que comercial con nuestros seguidores.

En un momento en que nos encontramos ante un consumidor cada vez más concienciado y que busca autenticidad y valores reales en las marcas, muchas son las empresas que han lanzado acciones de comunicación que recogen este cambio de conciencia ¿Crees que realmente las marcas están incorporando la RSC a sus acciones o bien se trata de captar el momento y crear esta percepción?

Pensamos que el cliente es muy inteligente. No se puede engañar a los consumidores, a la larga se verá quién está haciendo las cosas bien y quién no…Lo que está muy claro es que no se puede ser responsable de un día para otro. Dudo de la sinceridad de muchas de estas campañas, que se apoderan de valores que no llevan a la práctica en su día a día. El tiempo dirá.

¿Cómo ves el futuro, crees que tendremos empresas más responsables y comprometidas con la sociedad?

La situación realmente invita a que las empresas se vuelvan más responsables. Estamos sufriendo las consecuencias de muchos años de irresponsabilidad. Si aprendiéramos de la experiencia, lo lógico seria que camináramos hacía nuevos modelos de empresas más sociales. De hecho están apareciendo ya iniciativas muy interesantes, también se ha empezado a hablar de la economía del bien común, por ejemplo. Creo que el cambio será inevitable y vendrá impulsado por el propio cambio del consumidor que exigirá a las empresas actuar con responsabilidad. ¡En los consumidores está la esperanza!

Gracias por recibirnos, Albert. ¡Ha sido un placer!

Nos vamos de La Fageda felices. Aquí nos sentimos como en casa, acogidos y cuidados, tal como cuidan la elaboración de sus productos y a sus trabajadores. Reina un orden natural que no se consigue con disciplina sino con mirada y con respeto hacia al otro. Esta es sin duda su mejor campaña de comunicación, una experiencia de cliente en toda regla que destila humanidad y valores.